Día de todos los santos


La santidad no es un lujo

para unos pocos sino simplemente

un deber para ti y para mí.

Seamos santos como nuestro

Padre celestial es santo.

Cuanto más enamorado estés de Jesús,

más santo serás.

Cuanto más santo seas,

te convertirás más

en un canal de su amor,
compasión y presencia para los jóvenes.


Beata Madre Teresa

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *