Conociendo a Fano

fanoSus dibujos se utilizan de modo muy considerable en muchas actividades pastorales. Desde que comenzara a publicar sus ilustraciones en la revista "Diócesis" de Málaga, su trabajo ha ido ganando aceptación en muchos ámbitos. Ahora publican su primer libro y es una buena oportunidad de conocer quién es  Fano. Reproducimos un artículo publicado en SIC.


 

A. Moreno/E. Llamas – diocesismalaga.es

«Primero padre de familia, luego maestro, me gusta mi colegio, y luego hago dibujillos», con esta sencillez explica Fano el don que ha recibido de Dios y que ha puesto al servicio de los demás. Los dibujos de Francisco Javier Velasco Fano (Oviedo, 1973) ilustran el Evangelio de cada domingo en la revista diocesana de Málaga desde el 22 de abril de 2001. Ese mismo año comenzó a trabajar como profesor de educación especial en el colegio María de la O de los Asperones. Recientemente ha salido a la luz un libro titulado “Jesús para todos”, que cuenta con la riqueza de los dibujos de Fano y de las reflexiones del sacerdote Juan Antonio Paredes

– Sus dibujos ilustran numerosas publicaciones de todo el mundo, hasta de Japón, pero el libro “Jesús para todos” es el primero que firma como autor, ¿cómo nos lo presenta?

– Este proyecto es la recopilación de muchos de los dibujos que han salido publicados en la revista Diócesis, en la que llevo colaborandomás de 10 años. Se trata de contar la vida de Jesús de manera sencilla, a través de las imágenes. En esencia es contar el Evangelio con imágenes y que eso nos mueva desde el interior, por eso tiene una pequeña oración al final y por eso el subtítulo es “Imagen, palabra y oración”.

– ¿Cuánto hay de cada una de ellas?

– La imagen es importante. El lenguaje de nuestro tiempo tiene mucho de imagen y preside este libro. La editorial PPC ha conseguido una edición preciosa, muy visual. A mí me gusta mucho que lo primero que se lee es el Evangelio, el punto de partida de cada hoja es la Palabra de Dios, después vemos una imagen grande, una pequeña reflexión y una oración final. Tiene también un poco del lenguaje publicitario actual, pero sin perder la esencia que es el Evangelio y que es lo que nos mueve a hacerlo.

– Maestro en el Colegio María de la O, en los Asperones, desde 2001, ¿no ha pensado en dedicarse profesionalmente al dibujo?

– La verdad es que no. Yo me siento primero padre de familia, luego maestro, me gusta ser maestro, me gusta mi colegio, y luego hago “dibujillos”. No me siento ilustrador, sino que dibujo cosas de Dios, puedo dibujar otras cosas, pero yo lo que siento es una manera de compartir y de vivir lo que creo. Forma parte de mis noches, yo digo que es como Nicodemo, que se encuentra al Señor por las noches. Cuando están los niños acostados y están las cosas del trabajo hechas, uno reza y lo expreso dibujando, es el Señor quien me ha dado el don de dibujar. Ésta es la única motivación para dibujar, y no hay otra.

Artículo completo: AQUÍ

Entradas relacionadas:

Etiquetas: