Campaña contra la pobreza

Recogemos una noticia que ya envió Fernando por email a los que están suscritos a las informaciones del delegado de laicos omi sobre la campaña contra la pobreza promovida por distintas asociaciones católicas.

El Papa apoya la campaña contra la pobreza en vísperas de la cumbre del G8

Presentada por purpurados y obispos, guiados por el cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 6 mayo 2007 (ZENIT).- Benedicto XVI ha dado su apoyo a la campaña promovida por once cardenales y obispos, junto a otras organizaciones católicas, para pedir que el desarrollo de los países pobres se convierta en una prioridad en la agenda de la próxima cumbre del Grupo de los siete países más industrializados y Rusia (G8), prevista para el mes de junio en Alemania.

La delegación, encabezada por el arzobispo de Tegucicalpa, el cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga S.D.B., informó este viernes en una audiencia al Papa sobre los encuentros que ha mantenido con los jefes del gobierno británico, alemán e italiano.

La iniciativa se propone, en particular, enviar a la canciller alemana, Angela Merkel, y al gobierno de los ciudadanos de los países más industrializados, una tarjeta para recordar las promesas que han hecho a los pobres.

El cardenal Rodríguez Maradiaga ha declarado: «el Papa ha pedido a la canciller alemana Angela Merkel que ponga la pobreza en el corazón de la cumbre del G8 de 2007 y damos la bienvenida a esta iniciativa. No podemos aceptar que los pobres mueran cada día porque no tienen un techo, medicinas básicas y agua potable. El mundo tiene los medios para eliminar la pobreza».

La delegación está apoyando la campaña internacional «Haz que la ayuda funcione, ¡el mundo no puede esperar», coordinada por CIDSE, una alianza de 15 organizaciones católicas de ayuda de Europa y América del Norte, y por Caritas Internationalis.

En los días precedentes, la delegación se encontró con Tony Blair, primer ministro del Reino Unido, con Horst Koehler y con Angela Merkel, presidente y canciller de Alemania, y con Romano Prodi, primer ministro de Italia.

Unos 50.000 ciudadanos del mundo han apoyado ya la campaña «Haz que la ayuda funcione».

«No se pide al G8 que asuma ulteriores compromisos, sino más bien que respete los que ha asumido en cuestiones como la ayuda a los países en vías de desarrollo, la transparencia en las transacciones internacionales, la lucha contra la corrupción y el comercio de armas», explica el cardenal Rodríguez Maradiaga.

«La pobreza aumenta, en vez de disminuir, y tiene necesidad de gestos concretos, no sólo de palabras», añade.

Según el purpurado hondureño, la campaña «es también una forma de nueva evangelización, pues ha llevado la doctrina social de la Iglesia a los lugares que hemos visitado».

Más información: http://www.make-aid-work.org

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *