¿Por qué no han pintado el cartel de la Misión Joven?

Quizá sea una tonteria, pero bueno, traemos aquí una conversación que un día unos cuantos parroquianos teníamos en la puerta de la parro. Dicha charla se refería a la sorpresa que causaba que, tras varios meses, el gran cartel de la MJ que se había colocado en la fachada de la parro, no había sufrido el «ataque» de ningún grafitero. ¿A qué se podría deber? Aquí venía lo interesante de nuestra conversación: ¿era simple casualidad o se debía al respeto que aún genera la imagen de Jesús? Y tú, ¿qué crees? Puedes dejar tu opinión aquí abajo en los comentarios. (Esperamos que no lo pinten estos días…)

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *