Un clásico de los videojuegos

Ya que en este blog solemos echar la vista atrás para recordar momentos entrañables de la vida parroquial, permitidnos mirar al pasado, pero esta vez para referirnos a algo más mundano*. Y es que no me resisto a compartir con todos vosotros la posibilidad de descargarse una perfecta emulación del videojuego Sunset Riders (sí, ese del oeste de varios jugadores) para recordar esas partidas en los recreativos de la calle Illescas. Qué recuerdos…

* Perdonad los no aficionados a los videojuegos, pero como hay algún que otro «enfermo» por ahí, creía que era un deber, casi de caridad, dedicar este post al juego (je,je).

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *