Jorge en la Jornada Mundial de la Juventud

Del 15 al 20 de julio se celebra la Jornada Mundial de la Juventud en Sidney. Miles de jóvenes de todo el mundo acuden allí estos días para encontrarse con Benedicto XVI. Entre ellos, dos jóvenes de nuestra paroquia: Ana P. y "Jorgeógrafo". Precisamente Jorge nos deja el siguiente testimonio en el que nos expresa sus sentimientos ante tan importante acontecimiento. Por cierto, deciros que ya sabemos que ha llegado a Melbourne sano y salvo tras 26 horas de avión y con todas las ganas de disfrutar de la JMJ. Recordamos también el himno de la Jornada y recomendamos un post del blog Aula de Reli en el que se nos ofrece un Timeline con la historia de las Jornadas y una serie de enlaces de interés.

 

 

 

Una brújula, un puñado de dólares y la fuerza del Espíritu

Muchos me han dicho que estoy loco y tenga cuidado, otros que qué suerte y que aproveche para muchas cosas…y todos que no me dé por quedarme allí…en fin yo  entre tanto nervio por el pedazo viaje de un día de vuelos y escalas que me voy a meter, echando la bandera española en la maleta, repasando las formas verbales deprisa para sobrevivir en inglés y con mi adrenalina y espíritu de Jorgeografo a pelo, ya me muero de ganas por empezar esta aventura, que tengo claro que va a ser la del Señor y servidor, en la peregrinación a Sydney, Australia para la JMJ (siglas, siglas con jotas por favor) o sea la XXIII Jornada Mundial de la Juventud.

Sé que vosotros estaréis de Campamento (y yo que tenía unas ganas tremendas y os voy a echar de menos por que se os quiere mogollón a todos) pero claro alguien tiene que representar a la Parro, ¿no? Y además parece que el Señor me ha llamado especialmente a vivir esta “aventura” espiritual en un momento clave para mí, así que hay que ir a por todas allí, para estar unidos a otros hermanos en la fe de todo el mundo y de Australia que nos acogerá, hospedarán y alimentaran hasta el 24 de julio en que, Dios mediante, regresemos. Hay que recordar que allí los cristianos son minoría pero minoría, y que esto es un momento importante para animarnos mutuamente y compartir experiencias y la alegría de conocer al Señor como Rey de nuestras vidas, de ahí que el lema del encuentro hable de la fuerza del Espíritu Santo y nuestra apertura a que actué en nosotros, y nos recuerde la llamada a ser misioneros y luz en el mundo: «Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos…hasta los confines de la Tierra» (Hch 1, 8). Lo de lo confines de la Tierra viene a cuento ja,ja, confío que su calor nos sea infundido también literalmente, porque allí es pleno invierno y dicen que pela estos días.

Puedo deciros que los primeros días serán de peregrinación, turismo, encuentro fraterno, oración, juegos y demás, del 15 al 20 es cuando tendrán lugar la actividades de la Jornada en sí, en la que el papa Benedicto va a nuestro encuentro como el Señor para anunciárnosle y darnos muchas buenas palabras de parte del Padre como el tan bien sabe hacer. Eucaristía  y oración serán el apoyo perfecto junto el compartir vida con el resto, dormiremos por albergues, polideportivos, colegios e incluso casas privadas que nos recibirán, viajaremos de Melbourne a Canberra, la capital del país, para acabar en y Sídney en bus cruzando otoras ciudades y pueblos, por desiertos, los Alpes y la costa del Pacífico (con su arrecife de coral y ballenas y todo) Yo me llevo bañador, por cierto, ¡un chapuzón no me lo quita nadie ni aunque sea invierno!

Espero poder informaros y dar señales de vida de cuanto acontezca desde allí si puedo, no obstante llevo cámara y un cuaderno de bitácora al más clásico y puro estilo Campa San Leandro (va por ti Chemita) donde dejaré habida cuenta de todo para luego compartirlo y recordarlo dando gracias a Dios con vosotros.

Por mi parte deciros que espero que estemos unidos en la oración, algo muy grande, bonito, increíble que Dios nos ha regalado a sus hijos, el podernos sentir cerca de Él y de los hermanos, así que prometedme que algo rezareis por este loco que os habla por fa, ¡yo lo haré! También rezad –que no se me olvide- porque salga bien el encuentro de jóvenes oblatos que unos días antes tendrá lugar y al que yo no podré unirme finalmente, pero al que si va nuestro querido padre Alberto OMI de Málaga pero natural de San Leandro (¡como no!).

Lo dicho, que mis dos compañeros de viaje, Ana Poveda y Carlos de nuestra vecina Parroquia del Pilar me llaman a filas para los últimos preparativos. Es que no os he dicho que somos los tres últimos de la expedición española, y nos han dejado solos a los tres…¡todo es emoción y aventura para llegar al país de los canguros y la Foster´s, ya veis!

See you, God bless you friends! (en castellano: ¡Nos vemos, que Dios os bendiga!)

Jorge Boada
 

 

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

4 respuestas

  1. Me alegro de que estés ahí. Nos acordamos de ti y esperamos que el Espíritu te conceda una experiencia inolvidable en todos los sentidos (seguro que así será). Un besote

  2. Creo que estamos muy bien representados, como parroquia y jóvenes, en esta Jornada Mundial de la Juventud. Intentaremos unirnos a un momento tan importante en la vida de la Iglesia.

    Jorge, toma nota de todo!!! Luego vienes y nos lo explicas!!! Disfruta mucho y que el Espíritu te acompañe e ilumine!!!

  3. Que envidia nos das! Pasateló genial, aprovecha cada momento, pero controlate en las comidas eh! je, je,…
    Muchos besos y reza por los que estamos al otro lado dela tierra.

  4. ¡Gracias por tu testimonio, amigo! Bueno, qué decirte… sin duda que estás ante una vivencia única en tu vida. Aprovéchala a tope y comparte con nosotros cuando vuelvas toda la riqueza encontrada. Te tenemos presente en la oración. Ah, y cuidado con los canguros… que dicen que ni respetan la señales de tráfico… Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *