Crónica del Primer Encuentro de Jóvenes Oblatos

Actualización (28-04-2009):

¡VÍDEO DE ARTURONE DEL ENCUENTRO! 

jovenesoblatos

Terminó nuestro Primer Encuentro de Jóvenes Oblatos en el Centenillo. Participamos un total de 40 jóvenes venidos de Aluche, Málaga, Pozuelo, Tesorillo y Jaén.  Esta convivencia nos sirvió para prepararnos al Camino de Santiago, próxima actividad que tendremos a primeros de Julio.  Se trataba de encontrarnos entre nosotros, con el Señor y con San Eugenio de Mazenod.


A lo largo del fin de semana se fueron desarrollando los distintos encuentros. Tras situarnos el viernes por la noche, la mañana del sábado nos sirvió para conocernos entre nosotros.  El tiempo nos permitió terminar la mañana con un divertido juego sobre la peste negra, que nos sirvió para terminar todos “pringados” de blanco. La tarde, con el permiso de la lluvia, que hizo acto de presencia al final del recorrido, la compartimos siguiendo el pasaje del camino de Emaús, desgranando las Escrituras, que nos llevaron a la Fracción del Pan.  La noche fue un momento para dilucidar, a través del baile, el canto y la capacidad intelectual, si lo femenino es superior o inferior a lo masculino.  La cosa quedó en tablas.  Concluimos el día con un diálogo ante Jesús Eucaristía.


El domingo, además de ser el día del Señor, fue el día que dedicamos a conocer y dialogar con San Eugenio de Mazenod, nuestro Fundador.  En fin, una experiencia gozosa, que está llamada a repetirse para el próximo curso.

P. Ismael omi

Fuente | Jóvenes Oblatos de España

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

2 respuestas

  1. Bueno como joven kyriano, querria explicar un poco lo que vivimos en las convivencias. Fuen un momento de concer a jovenes como nosotros, de otras partes de la geografia española como cadiz, malaga o jaen. Ver que hay mas jovenes que viven lo mismo que nosotros fue espectacular. Tuvimos tiempo, creo que todos, pero hablo en ambito personal, de reconocer a Dios en los demas, de reconocernos a nosotros mismos en jovenes que en sus parroquias viven algo parecido a lo que vivimos en san leandro, y por supuesto para encontrarnos con Dios, ya se en las oraciones, en las celebraciones de las eucaristias, o en cualquier otro momento de ese gran fin de semana. Tambien tuvimos tiempo para que san eugenio, fundador de los oblatos, se «teletransportara» a nuestros dias, y pudiera aclarar nuestra dudas. Fue un fin de semana para prepararnos para nuestra proxima meta, en nuestro camino de fe, el camino de santiago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *